La Ciudad en la Prensa

“Volteo de tierras” y corrupción en POT

Las zonas rurales aledañas a las ciudades, las cuencas de los rios y quebradas, las áreas protegidas, son entre otras, los terrenos predilectos para el “volteo de tierras” en Colombia.

Por Luis Acebedo. Profesor Universidad Nacional de Colombia

29/07/2017. La Patria.

Dos hechos han prendido las alarmas en todo el país sobre refinados mecanismos de corrupción asociados a los POT.

Lo nuevo no ha sido develar su existencia, pues ya es “vox populi” el uso de nuevas maneras de generación de riqueza privada con base en los cambios de norma urbana, más conocido como plusvalía, sin que ello implique la creación de mecanismos institucionales para recuperar una parte de esa riqueza, permitiendo que los particulares se la apropien en un 100%.

Lo nuevo está en que sean las mismas autoridades nacionales las que comiencen a hablar de ello y a tomar las primeras medidas disciplinares en departamentos como Cundinamarca, Santander del Sur, Meta, Quindío, entre otros. Claro, las primeras denuncias e investigaciones no las hicieron los organismos de control. Fue necesario que un senador las hiciera públicas para mover la silla de las máximas autoridades judiciales y de control.

La tipificación de estos delitos se le conoce como volteo de tierras. Según la revista Semana “La operación consiste en cambiar el POT o expedir planes parciales que modifiquen el uso de la tierra de rural a urbano mediante pago de sobornos a concejales, alcaldes y funcionarios de la Corporación Autónoma Regional…”. http://www.semana.com/opinion/articulo/daniel-coronell-opinion-sobre-el-cartel-de-volteo-de-tierras/533307

Según el procurador Fernando Carrillo “Los POT se convirtieron en el motor principal de la corrupción a nivel urbano. Una mancha que se extiende por todo el país y viola todas las normas ambientales”. Con semejante afirmación, deberían estar rodando muchas más cabezas en varios ministerios y secretarías del orden nacional, regional y local. En el Eje Cafetero, a propósito del Paisaje Cultural Cafetero sus palabras no dejaron títere con cabeza: “los municipios de Caldas, Risaralda y Quindío y el norte del valle que hacen parte de la declaratoria están en grave riesgo por la falta de regulación y control del uso del suelo. http://caracol.com.co/emisora/2017/07/17/armenia/1500308623_245482.html

Y es que el cuento ya recurrente de funcionarios públicos que año tras año dicen que no se puede cobrar la plusvalía porque no hay un acuerdo que lo permita, empieza a resultar sospechoso del delito de corrupción, pues ya han pasado quince años con el mismo argumento, mientras se generaliza el uso de Planes Parciales sin la aplicación de instrumentos de reparto equitativo de cargas y beneficios. La respuesta que frente a esta inquietud le dieron las autoridades de planeación de Manizales a un ciudadano en el marco del pasado Cabildo Abierto, fue: “respecto al instrumento de plusvalía, el mismo no se ha utilizado en Manizales debido a que no existe marco de aplicación en la norma vigente”. Y una vez más, se aplazó esta decisión por ocho meses, después de aprobado el POT.

Frente a la aplicación del instrumento en los polígonos de expansión ya aprobados, la respuesta fue: “no es posible definirlas como hechos generadores de plusvalía ya que con la revisión del POT mantienen su misma clasificación”. En este sentido, el logro de haber sacado 5 zonas de expansión le ha permitido a la ciudad no solo preservar estos suelos para la Estructura Ecológica Principal, sino haber impedido el enriquecimiento de privados por la omisión consciente de la administración municipal en el cumplimiento de sus obligaciones en materia de reglamentación oportuna de los instrumentos de financiación y gestión urbana.

El procurador la tiene clara: “Efectivamente, las autoridades han encontrado que típicamente la manipulación de los POT se logra gracias a componendas entre la respectiva Alcaldía, la Corporación Ambiental Regional (CAR) y las mafias de constructores. Las consecuencias de ese perverso maridaje ya se ven. No solo aparecen urbanizaciones carentes de agua potable, redes de alcantarillado y fluido eléctrico, sino trancones monumentales en municipios que no los conocían. Incluso se destruyen las fuentes hídricas como en Armenia, cuyo paisaje cafetero es patrimonio de la humanidad, y en donde se están levantado edificios en las rondas de los ríos y quebradas”. http://www.semana.com/nacion/articulo/corrupcion-en-los-planes-de-ordenamiento-territorial/533383

Sería bueno una pasadita del procurador por Manizales para ver qué encuentra. Los ciudadanos se están empoderando de estos asuntos para evitar que la ciudad siga por el despeñadero de regalar norma urbana a los privados a cambio de trasladarle los costos a cada manizaleño.

Recuperado de: http://www.lapatria.com/opinion/columnas/luis-acebedo/volteo-de-tierras-y-corrupcion-en-pot

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *