Santos que no son de mi devoción

Por: Luis Acebedo

Yo quiero hacer un llamado al gobierno nacional y a los nuevos gobiernos municipales de Manizales y Buenaventura para que reformulen estos macroproyectos “non santos”. Y lo hagan con sentido humano, con inclusión. Estas comunidades tienen derecho a vivir en el centro de las ciudades. De nada sirve tener casa propia si no hay trabajo, ni identidad, ni memoria. Así no se hace la paz territorial.

Nuevo Occidente quedó corto para tanta gente

El arquitecto urbanista Luis Fernando Arbeláez declaró “Primó lo cuantitativo, en el sentido de satisfacer y llegar a una meta de viviendas que se habían fijado, sobre lo cualitativo que permite a sus habitantes llevar una vida social digna en el territorio que ocupan”.

Recomendó hacer un alto en el camino y no seguir con la construcción de más viviendas, hasta que no se solucionen los problemas de equipamientos, vías y otros especias sociales que la comunidad requiere.