Línea Sociedad Espacio Naturaleza

UNA FORMA DE ABORDAR EL DESARROLLO

Por: Andrés Felipe Grisales Sánchez
Ingeniero Civil
Estudiante Maestría en Medio Ambiente y Desarrollo
Universidad Nacional de Colombia – Sede Manizales

Empezaré por decir que cualquier tipo de desarrollo genera efectos tanto positivos como negativos en aquellos ambientes internos o externos con que se tenga relación. Si hablamos de desarrollo urbano podemos señalar como efectos nocivos de este proceso, entre otros, la deforestación, la erosión, la contaminación del suelo, de las aguas, de la atmósfera y la contaminación sonora.

Mi interés en este artículo es visualizar como puede abordarse el problema del desarrollo poniendo en un inicio como vara de medición la explotación del recurso hídrico.

El hombre actual con el crecimiento de sus ciudades desempeña un papel muy importante en el ciclo hidrológico, debido a que el consumo de agua per capita aumenta por el mismo incremento de la población, por esto la cantidad de agua que se debe captar y que se debe verter es cada vez mayor. En la siguiente figura nos podemos dar una idea más clara de lo mencionado:

Oferta del Recurso hídrico y Población Mundial
Fuente: Informe de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo. Agua para Todos Agua para la vida. UNESCO. 2003.

En la anterior gráfica podemos observar como, por ejemplo, en el continente asiático tenemos una fuerte presión hídrica debido a que en él se concentra el 60% de la población mundial pero solo tiene el 36% de los recursos hídricos del mundo.

Mi reflexión se dirige hacia tratar de responder la pregunta: un pueblo que ya esta utilizando todos sus recursos disponibles ¿puede seguir “desarrollándose”?.

Como los recursos no son algo infinito, el desarrollo no debe serlo. El desarrollo que debe poderse alcanzar entonces, puede ser aquel al cual se pueda llegar según el recurso del que menos cantidad se disponga. Mucho mas cierto es lo anterior si se quiere tratar de cumplir con lo definido en 1987 como Desarrollo Sostenible: “Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades” (Informe Bruntland, 1987).

Hoy en día se habla de alcanzar el desarrollo sostenible desde cuatro dimensiones: económica, ecológica, social y cultural. De estos, algunos se centran más en lo económico argumentando que mejorando la eficiencia en la productividad se consumirán menos recursos y se generarán menos residuos, otros más ambientalistas están de acuerdo con el decrecimiento económico o crecimiento cero. Esto ya me parece una pelea entre lo bueno y lo malo, el fuego y el hielo, por lo cual ante tanto desconcierto y sin sabor, no me queda más que acudir a la  crítica radical que propone Augusto Angel Maya a todas las maneras de desarrollo cuando dice que “la crisis ambiental no es solo una crisis de los ecosistemas sino ante todo una crisis de la cultura y de unas relaciones ecosistema-cultura, donde nuestra cultura si quiere continuar habitando esta tierra, deberá transformar la totalidad de sus símbolos”. (Noguera, Ana Patricia, 2011).

Analizando este concepto llego a la conclusión de que toda forma de desarrollo que no tenga en cuenta la cultura y la relación ecosistema-cultura va en la ruta equivocada y además sabiendo que la cultura es la manera como nos adaptamos al medio en que vivimos  concluyo que para tener el desarrollo adecuado, debemos adaptarnos nuevamente a nuestro entorno y mejorar y/o cambiar nuestras relaciones con él.

Para finalizar, debo decir que teniendo en cuenta que el medio en que vivimos es diferente al de otras regiones del planeta no podemos esperar tener el mismo desarrollo que estas otras, no deberá dársele un calificativo de mejor o peor, pero sí se podrá decirse que será totalmente diferente.

REFERENCIAS:

UNESCO. Informe de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo. Agua para Todos Agua para la vida. UNESCO-WWAP, 2003.

INSTITUTO DE ESTUDIOS AMBIENTALES IDEA. Homenaje a Carlos Augusto Angel Maya. Boletin Ambiental Numero 94. Marzo de 2011.

http://es.wikipedia.org/wiki/Desarrollo_sostenible

Share

2 thoughts on “UNA FORMA DE ABORDAR EL DESARROLLO

  1. Hola Andrés Felipe: Tu texto nos lleva a reflexionar sobre la relación entre agua y desarrollo, especialmente para sugerirnos la idea de establecer límites a este último en correspondencia con el carácter finito del agua como recurso.
    Sin duda un debate muy importante, más ahora que comienza a evidenciarse que algunas sociedades o países consumen más de lo que tienen poniendo en peligro su propia existencia y la del planeta en su conjunto. En este sentido la crisis ambiental es un asunto que sobrepasa nuestras fronteras y requiere de la búsqueda de alternativas globales y compromisos diferenciados. Pero los países más desarrollados eluden este debate para no sumir las responsabilidades que le competen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *