Caleidoscopios Urbanos

La crisis de la 23 en Manizales: un asunto de política pública

Por: Luis Fdo. Acebedo R

Carrera 23, Manizales

En buena hora la Procuraduría Regional de Caldas citó el pasado 22 de febrero a una mesa de trabajo a diferentes sectores de la sociedad de Manizales para analizar el presunto deterioro de la Carrera 23  en el marco de una acción preventiva iniciada por esta entidad de control.  Allí se hicieron presentes muchos de los dolientes directos de la 23, los vendedores de la calle formalizados y los locatarios, la Asociación Cívica Centro Histórico de Manizales, la Cámara de Comercio, Fenalco, la Asociación de Consumidores, los representantes de la Alcaldía, el Concejo de la ciudad y otras instituciones como la Academia y la Defensoría del Pueblo, entre otros. Todos a una expresaron su preocupación por el paulatino y constante deterioro de esta calle emblemática del centro de la ciudad, ligada a sus orígenes, a la historia y memoria de sus habitantes.

Han habido tantas reuniones sobre la carrera 23 que los asistentes coincidieron en expresar la intención de pasar de las palabras a los hechos. Sin embargo, quien tenía la función principal de liderar el proceso de recuperación de la 23 – la Alcaldía – estuvo más bien a la defensiva. Planteó que estaban cumpliendo el Acuerdo 443 del 20 de agosto de 1999 y el decreto reglamentario 136 de 2002, que el proceso de formalización ha venido en aumento al pasar de 1200 solicitudes de los vendedores ambulantes en 2002 hasta completar  2400 en la actualidad, que cuentan con 36 funcionarios que ejercen control sobre el espacio público y que han hecho diferentes campañas de aseo, recuperación arquitectónica, visual y auditiva, programas educativos que promueven el patrimonio, entre otras actividades. Expresaron adicionalmente que la revisión del POT tiene contemplado incluir políticas al respecto y que el Infimanizales está revisando el Plan Parcial de la Galería entregado en el año 2007 por la Universidad Nacional de Colombia, todo ello en respuesta a las críticas sobre cómo el centro de la ciudad se ha venido convirtiendo en una plaza de mercado al aire libre por el aplazamiento injustificado de la ejecución del Plan Parcial que contempla, entre otros aspectos, ordenar las actividades de comercio y distribución de alimentos de la tradicional Galería de la ciudad.

Las opiniones de la Secretaría de Planeación fueron muy polémicas en varios sentidos: Por un lado, en el argumento sobre el carácter muy conservacionista de las acciones del pasado para recuperar el Centro Histórico,  por otro, en su idea de que el Espacio Público se volvió muy rentable y finalmente, en que la 23 debe mantenerse como eje de movilidad y esparcimiento.  Los asistentes reaccionaron a estas aseveraciones controvirtiendo sus puntos de vista.

Respecto al primer punto, fue el Defensor del Pueblo y  la Directora Ejecutiva de la Asociación Cívica del Centro Histórico de Manizales, quienes argumentaron que si la actitud conservacionista se hubiera materializado, hoy tendríamos un verdadero Centro Histórico y no un conjunto desarticulado de bienes históricos de interés patrimonial en progresivo deterioro.

En cuanto al segundo aspecto, el representante de la Universidad Nacional puso en evidencia el tratamiento diferenciado e inequitativo que hace la administración cuando le cobra a los vendedores formalizados un arriendo para ejercer la actividad comercial en la vía pública y en cambio regala el usufructo del espacio público aéreo al futuro centro comercial Cable Plaza II, concediéndoles sin ninguna contraprestación el permiso para construir un Puente Peatonal que los una con Cable Plaza I. Otras ciudades con mayor visión sobre lo público han logrado conseguir por esta vía recursos muy cuantiosos para mejorar sus estándares de espacio público o para proveer de viviendas a familias afectadas por riesgos naturales. Igualmente subrayó la manera irresponsable y anti-ética con que la administración permite el uso y abuso del espacio público en épocas de ferias y fiestas para la venta y consumo de licores en la vía pública.

Cable Plaza II

Imagen del puente peatonal que comunica a Cable Plaza I con Cable Plaza II. Fuente:  http://www.lapatria.com/economia/planeacion-da-libre-al-cable-plaza-ii-26742

Preocupa mucho que existiendo ya un fallo del Tribunal Contencioso Administrativo de Caldas en el año 2004 (7 de octubre) que obligó al retiro del puente peatonal de acceso al Centro Comercial Parque Caldas en el centro de la ciudad protegiendo “los intereses colectivos o generales (art. 1° constitucional), como serían, se insiste, el derecho a un espacio público (art. 82 C.N) libre de obstáculos que impidan su goce y utilización; y el derecho a un ambiente sano (art. 79 C.N. y literal b) art. 4° Ley 472 de 1998) y dentro de este, el goce o disfrute visual…”, la administración municipal ignore este antecedente y le de licencia a titulo gratuito a un nuevo proyecto comercial repitiendo los mismos errores cometidos por sus antecesores.

Y finalmente, varios de los asistentes cuestionaron la idea de continuar permitiendo la circulación de vehículos por la 23 para avanzar definitivamente hacia la peatonalización de la calle como lo han hecho muchas ciudades del mundo. Buenos Aires peatonalizó parcialmente la calle La Florida en 1910 y definitivamente en 1975 a solicitud de los comerciantes; hoy es una calle turística y comercial de gran dinamismo.  La histórica calle Jirón de la Unión de Lima, fue peatonalizada en los años 70 y en los 90 fue intervenida nuevamente a la par con las tareas de reordenamiento del centro histórico emprendidas por la Alcaldía. En Ciudad de México la calle (Francisco) Madero que conduce a la plaza El Zócalo fue peatonalizada en año más reciente; fue en 2009 cuando se formuló el plan de rescate del Centro Histórico y hoy constituye un lugar de gran demanda por parte de las actividades comerciales, articulada a un sistema de recorridos turísticos del centro de la ciudad. En fin, la lista sería larga, pero lo que es común es la decisión de las administraciones municipales de planear este tipo de proyectos dentro de la oferta de un sistema de espacios públicos de carácter céntrico que contribuyen a hacer más atractivo el centro de sus ciudades.

IMGA0155IMG_7498IMG_3280

A la derecha, la calle Florida en Buenos Aires; en el centro, la calle Jirón de la Unión de Lima; a la izquierda, la calle Madero de Ciudad de México.  Foto Acebedo

La Procuraduría Regional de Caldas hizo acopio de todas estas ideas y planteó cuatro (4) tareas para los próximos meses:

1. Que la Administración Municipal aclare cuál es la política pública para la recuperación de la carrera 23.

2. Que la Procuraduría reciba informes de avance de la reformulación del POT en lo atinente al Espacio Público y la carrera 23 para conocimiento de los interesados.

3. Continuar las tareas de la mesa para hacerle seguimiento a la carrera 23 involucrando más actores.

4. Reunirse el próximo 22 de Marzo a las 9am para evaluar avances.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *