Caleidoscopios Urbanos

Berlín: una obra constante

Presentación: 
Ahora que se conmemoran los 25 años de la caída del muro de Berlín, presento a los lectores un artículo elaborado por Juliana Vinasco, estudiante de la asignatura “Origen y Evolución de la Ciudad” de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Colombia, sede Manizales. Es producto del esfuerzo por pensar las ciudades contemporáneas a partir de sus espacios concebidos, vividos e imaginados. (Luis Fernando Acebedo Restrepo)

Por: Juliana Vinasco Zapata, estudiante de la asignatura “Origen y Evolución de la Ciudad”, Escuela de Arquitectura y Urbanismo, Universidad Nacional de Colombia, Sede Manizales.


Puente que pertenecía a la Alemania del Este. Su arquitectura representa la Alemania del Este y ha permanecido intacto por ser un recuerdo para los berlineses de su historia. Por él pasa el Rio Spree que atraviesa Berlín recorriendo por su rivera edificios representativos de la ciudad como el Reichstag y la Catedral de Berlín. Al lado de este puente esta quizás uno de los más importantes hitos para el mundo: el muro de Berlín (específicamente East Side Gallery), su derrumbamiento es muestra de la aceptación de la diversidad y un grito a la libertad y la unificación de Alemania. (Foto: Vinasco, 2014)
Introducción
 
Tras haber vivido dos guerras mundiales, además de la división del mundo partiendo de su centro, Berlín ha logrado superar las dificultades, los problemas económicos y urbanísticos hasta los odios históricos para encarar el futuro hacia el desarrollo, la apertura económica y la reunificación. Luego  de la caída del muro de la vergüenza la ciudad ha implementado una serie de planes y proyectos para su reconstrucción, reurbanización y reunificación entre sus ciudadanos y con el mundo.
Hoy por hoy, la vida cotidiana de Berlín ha cambiado pues es una ciudad multicultural, de identidad diversa pero concreta; es una ciudad dispuesta a recibir con mente abierta a los turistas y cualquier tipo de tribu urbana que surja como producto de dinámicas sociales pues han entendido bien que unificar criterios, uniformar mentes y excluir lo diferente, lo diverso no llevó a nada bueno durante y después de la segunda guerra mundial.
Los Berlineses hacen parte ahora de un nuevo mundo inserto en el arte urbano, la apertura económica, la innovación y la búsqueda de un modelo ambiental en el que haya eficiencia energética para reducir la huella humana en el ambiente, todo para seguir en la ruta de convertirse en un territorio inteligente mientras prospera como una obra constante e inacabada.
Regeneración urbana de Berlín
 
Para abordar la vida cotidiana de Berlín es necesario hablar de la apuesta que hace la ciudad con miras al desarrollo social y económico, es decir, la senda para constituirse como un territorio inteligente (Ugalde & Pérez, 2008). En cuanto al urbanismo en Berlín, Cenicacelaya y Sáenz (2008: 61) sostienen que sus iniciativas partieron “de una regeneración urbana basada en la mezcla de usos, la revitalización del centro, la apuesta por una estructura policéntrica y motora de cohesión social”. El ideal de promover estas iniciativas de urbanismo, específicamente la revitalización del centro, tenían el fin de reafirmar una identidad común entre las dos Alemanias, identidad rota luego de la II Guerra Mundial y la construcción del muro.
El centro de la ciudad está situado en lo que anteriormente era el epicentro del muro, por lo cual los centros de las ciudades se desplazaron para ser concéntricas con las nuevas Alemanias al final de la II Guerra Mundial. Con la propuesta de revitalización, la frontera que conformaba la división entre Berlín Este y Oeste pasó a ser nuevamente el centro de la ciudad.
La estructura policéntrica de Berlín consiste en generar diferentes centros de la ciudad a nivel tecnológico, empresarial y cultural alrededor de los 12 distritos que componen la ciudad. Sin embargo, la presencia del centro de Berlín se evidencia no solo en la concentración económica sino en las mismas estructuras y planes de movilidad. La empresa ferroviaria Deustsche Bahn (DB) , dueña de los metros que circulan al interior de Berlín y los trenes que circulan en la zona urbana de la ciudad, ha diseñado el funcionamiento de sus vías como arterias que comunican el centro de la ciudad con las periferias. Asimismo, existe un recorrido que forma un anillo que recorre y delimita el centro de Berlín, dando cuenta de la importancia de la zona centro y el elevado número de usuarios que desarrollan sus actividades diarias en el centro de la ciudad.
A pesar de su crecimiento en industrias y modernización, Berlín es considerada ciudad ecológica “ya que el 45% del territorio no está urbanizado, dispone de extensas áreas verdes y 6.000 hectáreas de zonas acuáticas” (Cenicacelaya y Sáenz, 2008: 63). Los parques, senderos y lagos hacen parte del paisaje cotidiano de la ciudad y una importante vanguardia ecológica se lleva acabo en la ciudad para cambiar a fuentes de energías renovables y la importancia en la disminución en la huella ecológica como el uso de trenes eléctricos, por mencionar un caso. Sin embargo, lo anterior no significa que aún les falte progresar en problemas medioambientales como la emisión de gases y la contaminación acústica (Íbid).
Ciudad Multicultural
 
Dentro de los ejes de desarrollo de las ciudades inteligentes Ugalde y Pérez (2008:23) señalan que “entre los catalizadores relativos a los vectores de desarrollo del subsistema físico y construido destacan […] la multiculturalidad, la identidad, la calidad de vida, la equidad, la oportunidad, la salud, etc.”. La multiculturalidad de la capital alemana surge como producto de migraciones, apertura hacia la industria turística y políticas de financiamiento a jóvenes investigadores en formas de becas, pasantías y cursos. Para hablar de su demografía, Berlín posee dentro de sus 3,4 millones de habitantes “440.000 habitantes no nacidos en Alemania, provenientes de un total de 182 naciones diferentes. […] La población de origen turco constituye la minoría más amplia, unos 120.000 habitantes, cerca de un 5% de la población total” (Cenicacelaya y Sáenz, 2008: 62).
Un diverso ábanico de religiones, culturas y costumbres componen el panorama de la Berlín actual en donde valores como el respeto por la familia, la disciplina, la salud y la puntualidad hacen parte de la sociedad berlinesa. Lastimosamente para algunos cibernautas que han dado su opinión sobre habitar Berlín hay “que prepararse para el choque cultural”. (Genaumag, 2014).
Ciudad creativa
 
He dejado para lo último el tema de la ciudad creativa, la innovación, la inserción de las TIC en la vida laboral y cotidiana y todas las vanguardias que compone a Berlín como un Territorio Inteligente pues esta tendencia se ha vuelto una política laboral y social pues tanto trabajadores como habitantes y turistas hacen parte de la (r)evolución tecnológica y científica que está llevando a Berlín a ser considerada como el Silicon Valley europeo. (FormalDocs, 2014)
Para empezar la lista, Berlín cuenta con el lujo de ser una de las seis ciudades en el mundo que posee el título de “ciudad creativa” de la UNESCO. (Bolivar Manaut, 2006). Berlín se convirtió en una ciudad atractiva a la cual se acercaban extranjeros para ver un trozo de muro y terminaron por quedarse. La vida cultural de la ciudad, compuesta por los festivales de cine, de fotografía, la infraestructura cultural vista en teatros, óperas y galerías de arte, es solo una parte de la gran diversidad que compone la oferta de la ciudad en este ámbito. Al ser denominada ciudad creativa Berlín se convirtió en miembro de la Alianza Global para la Diversidad Cultural de la UNESCO para potenciar proyectos en pro de la cultura.
Por otro lado, el “Silicon Allee” “no es un lugar físico, es un concepto” (FormalDocs, 2014). La filosofía de las startups tecnológicas de San Francisco, la Cultura del Silicon Valley californiano, los espacios de coworking y la competencia de emprendimiento hacen parte del Berlín que apuesta por ser un referente en tecnología e innovación más grande, incluso, que Londres.
Varios gigantes como Google, Souncloud, ResearchGate, eDarling y Groupon están en la capital alemana operando sus compañías gracias a la magia de la ciudad y la capacidad para generar talento. En el artículo de Cromo (2014): “la ciudad apodada Silicon Allee tiene todas las características para que su ecosistema de empresas tecnológicas crezca. Aunque es mucho más joven que Londres, Berlín ofrece varios espacios de coworking y encuentro, inversones, buenas universidades y bajos precios en alquileres”.
A modo de epílogo
 
El camino de Berlín hacia constituirse como un territorio inteligente que lidera la vanguardia de transporte, comunicaciones, investigación e innovación nos obliga a estar con los lentes puestos sobre esta obra constante que aglomera de manera holística y ecléctica aspectos ambientales, científicos, empresariales, sociales y tecnológicos para ser un modelo de reunificación estatal, nacional y mundial.
Referentes Bibliográfícos
 
Bolivar Manaut, Luna. (16 de Enero de 2006). Berlín, ciudad creativa: Deutsche Welle. Recuperado el 18 de Octubre de 2014, de Deutsche Welle: http://dw.de/p/7nR3
Cenicacelaya, Javier;  Lázaro, José  María; Sáenz de Zaitegi, Eguzkiñe. (2008). El urbanismo de la reconstrucción en el nuevo Berlín. En: Esteban Galarza, María Soledad; Ugalde Sánchez, Miren Igone; Rodríguez Álvarez, Arantxa; Altuzarra Artola, Amaia. Territorios inteligentes: dimensiones y experiencias internacionales. Netbiblo.
Cromo. (26 de Julio de 2014). Seis Silicon Valley del mundo. Recuperado el 18 de Octubre de 2014, de Cromo: http://www.cromo.com.uy/2014/07/seis-silicon-valley-del-mundo/
FolmalDocs. (18 de Julio de 2014). Berlín, el Silicon Valley europeo. Recuperado el 5 de Octubre de 2014, de FormalDocs: http://formaldocs.com/2014/07/Berlin-el-Silicon-Valley-europeo
Genaumag.  (6 de Abril de 2014) Berlín para dummies. Recuperado el 19 de Octubre de 2014, de Genaumag: http://genaumag.com/berlinparadummies/
Ugalde Sánchez, Miren Igone; Pérez, Javier. (2008). Hacia un modelo conceptual de territorios inteligentes. En: Esteban Galarza, María Soledad; Ugalde Sánchez, Miren Igone; Rodríguez Álvarez, Arantxa; Altuzarra Artola, Amaia. Territorios inteligentes: dimensiones y experiencias internacionales. Netbiblo.
Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *