Caleidoscopios Urbanos

Por un día estudiantes realizan intervención urbana en la Carrera 23 de Manizales

Por: Luis  Fdo. Acebeedo R.

El pasado 25 de Marzo el filósofo y doctor en literatura comparada Armando Silva, visitó la ciudad de Manizales y ofreció una conferencia en el Fondo Cultural Cafetero para explicar el sentido de sus amplias indagaciones sobre los imaginarios urbanos, desarrollados principalmente en las principales metrópolis de América Latina, Europa y EE.UU. La conferencia fue impulsada por varios sectores y líderes cívicos de la ciudad que adelantan diversas actividades orientadas a la recuperación de la carrera 23, coordinados por la gestora cultural Matilde Cuartas de Gómez y el Concejal Juan Sebastián Gómez, entre otros.
Desde la Escuela de Arquitectura y Urbanismo nos quisimos vincular a esta iniciativa a través de la asignatura electiva Territorio y Sociedad que yo lidero, preparando con mis estudiantes unas intervenciones urbanas empleando la técnica del “Happening” para tratar de hacer explícita la relación directa entre espacio público y ciudadanía en el contexto de la reflexión sobre la cultura ciudadana. Este ejercicio se materializó el pasado 10 de Junio.
¿Pero qué es una intervención urbana?
Se entiende como un acontecimiento en el espacio público, una “acción”, una dinámica, una alteración, un cambio, una sorpresa, el desenvolvimiento de un proceso de subjetivación que pueda devenir una experiencia de creación diferente. Supone, además:

 

– Acercamiento del arte a la vida.
– Implica la participación directa del público, no sólo como espectador.
– Apropiación creativa de un espacio.
– Participación del arte como práctica social, conlleva un mensaje político.
– Marca simbólica que genera interés.
La Intervención Urbana instala producciones en espacios que no preveían su aparición y por lo tanto, son motivo de una reformulación del sentido de los lugares que ocupan. Su escritura pone en crisis las funciones ya asignadas para los mismos, produce cambios, críticas, “ambigüedades”. (Mauro Chiarella, Javier Fedele, Senda Sferco, Huaira Basaber. Intervenciones urbanas – Transversalidad e interdisciplina para estudios urbanos. En: arquiteturarevista – Vol. 3, n° 2:45-55 (julio/diciembre, 2007)
Con base en estos criterios generales hicimos un recorrido urbano para identificar algunas de los fenómenos o acontecimientos más característicos de la Carrera 23 de la ciudad de Manizales, susceptibles de intervenir. Finalmente, con los estudiantes seleccionamos tres temas importantes junto con igual número de lugares apropiados para desarrollar el ejercicio.
Intervención Urbana 1: Carrera 23 entre calles 27 y 28. Es una intervención sutil sobre el mobiliario urbano de estas manzanas, particularmente sobre los bolardos, las palmeras y las bancas. Las palmeras fueron decoradas con unas vendas que simulan heridas; las bancas fueron intervenidas con cojines, y los bolardos se forraron en cartón y aumentados de tamaño, simulando soldaditos de plomo.

Intervención Urbana 2: Carrera 23 entre calles 28 y 29. Fue una intervención en tres planos horizontales y verticales. Los dos primeros hicieron parte de un cierre lateral entre la calle y las aceras con plástico transparente. El tercer cierre fue horizontal, sobre los dos anteriores, a una altura de 5,00 metros aproximadamente, por medio de un tejido a base de soga y unos plásticos traslúcidos multicolores que proyectaron múltiples sombras sobre el piso.

Intervención Urbana 3: Carrera 23 entre calles 23 y 24. Fue una intervención a base de fotografías en escala 1:1 de dos personajes típicos y característicos del lugar. Se trata de una pareja de músicos en situación de discapacidad por ceguera que permanecen pidiendo limosna al frente del Banco de La República. En el imaginario urbano se les conoce ampliamente con el nombre de “Los nada que ver”. Se reprodujeron estas imágenes a lo largo de esta cuadra (3 veces) en cartón rígido.
Si bien es cierto fue nuestra primera experiencia en este sentido, las lecciones fueron muy interesantes. Destaco sólo algunas e invito a mis estudiantes y al público en general a comentar este ejercicio.
Los estudiantes pudieron experimentar con metodologías alternativas de encuentro entre ciudadanía y espacio público en donde el arquitecto puede participar con o sin mediaciones, dependiendo de su propuesta e intereses.
Los ciudadanos salieron de la rutina y encontraron nuevas formas de apropiación del espacio público, pudieron reflexionar libremente sobre su significado, acudiendo a nuevos referentes, historias y memorias que les permitieron hacerse otras preguntas sobre su condición de ciudadanos y las formas de materializar el derecho a la ciudad.
El espacio público no puede entenderse únicamente desde su dimensión física porque en su relación con diversas manifestaciones artísticas y culturales es posible darle un nuevo carácter, ya no como ente pasivo y receptivo, sino como objeto y sujeto de cambios, comportamientos, actitudes y formas de apropiación de la ciudad como fenómeno público y colectivo.
Yo diría que vale la pena continuar experimentando estas relaciones entre sociedad, espacio y conocimiento en donde la arquitectura puede hacer nuevas busquedas de sentido a su proyección social a través de intervenciones urbanas como expresiones efímeras y liminales de la realidad citadina.

Ver Agencia de Noticias UN en la siguiente dirección:

http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/nc/detalle/article/por-un-dia-estudiantes-realizan-intervencion-urbana.html

Ver Video Prismatv, Universidad Nacional en la siguiente dirección:

 http://www.prismatv.unal.edu.co/nc/detalle-serie/detalle-programa/article/happening-en-la-23.html

Share

3 thoughts on “Por un día estudiantes realizan intervención urbana en la Carrera 23 de Manizales

  1. La comprensión del espacio desde su misma realidad maxificada confronta las realidades cotidianas con lo que el realizador de la intervención es capas de ver. Para el transeúnte las ideas que le son surgidas al vivir la intervención representan una radiografía de su imaginario, como para el hacedor es su obra.
    las posibilidades son infinitas, la creatividad es le limite.
    Pero cuales son las junturas, las plazas de encuentro de estos imaginarios, creo son muchos mas de los que son usados como pretexto para la intervención……………
    Tal vez lo importante radica en la conciencia que se genera, que el espacio es un gran contenedor a manera de útero universal que permite ser recreado a nuestro antojo al igual que nuestra realidad individual.

  2. Rafael: Tiene usted razón, sin embargo, yo diría que el espeacio, además de contenedor es contenido, en cuanto a que tiene capacidad de transformar la cultura. Es por esto que el espacio público se ha vuelto tan importante para la formación de cultura ciudadana en las ciudades contemporáneas.

  3. Factores tales como el comercio informal y formal además que la introducción del vehículo, hacen, que el espacio peatonal no exista o sea poco, lo que demuestra muestra la degradación del individuo, ya que se encuentra en una simple ubicación de la gran lista de maquinarias utiles a un sistema vivencial cuya razón está dada a que debemos ocupar o necesitar menos espacio que los objetos que se crean (maquinas), por eso tal intervención demuestra que además de crear maquinas podemos crear ambientes que atraigan y expandan nuestro entorno peatonal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *